Promotor y organizador de ajedrez

ORGANIZADOR Y PROMOTOR

El promotor       La lámpara de Aladino        Ejercer seguridad, comprensión e inteligencia

MENU

Página principal

Noticias

Convocatorias

Poesías

Frases

Biografías

Torneo Carlos Torre

Ajedrez en Yucatán

Enlaces 

El promotor

           Un promotor de ajedrez, en principio es una persona, que tiene en alta estima a este juego, considerando su práctica como muy beneficiosa para los seres humanos. Siendo así el promotor dedicará sus empeños a promover que tal concepción se difunda en toda la sociedad, lo cual sentaría las bases para que las actividades ajedrecísticas tengan el apoyo moral y material que requiere para ser llevadas a efecto. El anunciado teórico anterior tiene la forma de una regla general; en la práctica, la abnegada labor de un promotor es, en cada caso, una obra de arte original que evidencia el ejercicio de la creatividad y la inteligencia. Sin embargo, todas esa obras artísticas estarán facilitadas por una realidad: El promotor de ajedrez promueve una hermosa verdad de un elevado positivismo humano.

             El primer paso del promotor es una acción mental sobre sí mismo, donde habrá de meditar lo necesario para comprender, en toda su amplitud, que la primera condición del éxito está en su superación personal, o sea en la elevación de la calidad respecto a numerosas cualidades de su personalidad. Por tanto, busquemos una respuesta clara y operativa a la siguiente pregunta ¿cuáles deben ser los rasgos distintivos de la personalidad en un promotor de ajedrez?. Veamos:

          Habrá de ser portador de un enfoque moral del ajedrez con elevados valores humanistas. Los cuales divulgará con máxima sencillez y poder de convencimiento. Ejemplos: humildad, dignidad y espíritu de superación.

          No será un juez para definir quién está bien o errado. Su papel consistirá en ejercer una cultivada capacidad de diálogo y conciliación para buscar unidad de esfuerzos entre los integrantes de la familia ajedrecística:
Las piezas de un mismo bando no se comen entre sí.

           El ajedrez que difundirá no será mendigante, y por tanto desarrollará habilidades para recabar apoyos ofertando a cambio la publicidad y reconocimiento en el cumplimiento del deber social para quien brinde su cooperación moral institucional o económica; de tal forma, que el ajedrez conserve su imagen prestancia que le corresponde.

           La promoción del ajedrez es un fenómeno integral que comprende diversos perfiles. Por tanto, deberá se realizada por un equipo multidisciplinario; pero el promotor organizador tenderá a su ser polifacético para poder cubrir oportunamente cualquier frente de cuidado.

           El concepto de inversión en la validación del ajedrez

          Promover ajedrez con éxito implica actuar con previsión y eficacia en las acciones presentes (inmediatez) y concebir una secuencia de tales acciones que tengan la forma de plan perspectivo o estrategia de trabajo. Es común efectuar ciertas inversiones de tiempo, energía o recursos que no  producen frutos inmediatos, pero si resultarán muy positivos a mediano y largo plazos.

          De acuerdo con la forma en que combina un promotor las acciones de inmediatez y las de perspectiva se definirán sus éxitos. Planteamos que cada situación requiere de un tipo particular y, por tanto, la capacitación, la experiencia y la creatividad deben ponerse de manifiesto.

Algunas acciones perspectivas:

          Recabar información útil y convertirla en una base de datos operativa; nombres, direcciones y teléfonos de funcionarios estatales con nivel de decisión deben estar disponibles al promotor. Esto también es extensivo a empresas o personas en particular con las cuales sea factible ejecutar acciones de proselitismo ajedrecístico, tales personas serán las fuentes principales para la futura obtención de los recursos materiales que necesiten. También se ha de trabajar definiendo las potenciales fuentes de recursos humanos, desde donde se atraerán a las personas que en forma complacida brindarán energías y tiempo para ejecutar las multidisciplinarias acciones inherentes al desarrollo ajedrecístico. Atraer recursos humanos es una labor de inteligencia del promotor que manejara con eficacia todo lo referente a la motivación. En ello no debe olvidar que:

         
Los programas de ajedrez en que prevalecen los enfoques humanistas son fuente de múltiples realizaciones para sus ejecutores y en ajedrez siempre hay espacio para nuevos ejecutores en promoción. Planteamos que toda acción tendiente a conformar y ampliar el club de amigos del ajedrez es una visionaria inversión, la cual habla muy bien de la visión a distancia de los promotores. El ajedrez en que se forma como objetivo central el desarrollo mental e integral del niño está facultado para crear un oasis de aprobación común y, por tanto, una atmósfera de coincidencia ciudadana, lo cual marca un fenómeno social muy positivo. Todo ello faculta a los programas ajedrecísticos para alcanzar un elevado y positivo nivel de relaciones. La inversión más productiva está en la clara definición del concepto que motiva los objetivos del programa que se propone.

Fuente: Ajedrez total
Director: Jorge Balam D.

ORGANO OFICIAL DEL PROGRAMA YUCATECO

AJEDREZ SOCIAL